Percepciones de un colombiano en Marruecos en 1911

PEMN2
Pablo Emilio Nieto (España, 1911-1912) Fotografía Cortesía Familia Nieto

 

Pablo Emilio Nieto Martínez fue un colombiano que pasó una temporada en Marruecos -a comienzos del siglo XX- en las operaciones militares desarrolladas por el crucero español Cataluña. No fue un testigo pasivo ni silencioso frente a los grandes acontecimientos que tenían lugar al norte de África. Registró en un diario el curso de la guerra y sus impresiones sobre ese “fantástico país” que –según narra- estaba sumido en la anarquía y la barbarie pero que sería salvado de su propia destrucción con la ocupación europea.

En Marruecos, es el relato espontáneo, descarnado y quizá obsecuente de ese joven colombiano, militar, conservador y católico. Sus pertenencias identitarias no pueden obviarse durante la lectura de ese documento asombroso, surrealista, chocante y, por momentos, deshumanizante en que el autor evidencia el pensar y sentir de una época –no muy lejana- y es bajo ese prisma que consigna los eventos acaecidos en un tiempo y en un espacio determinados considerando legítimo y necesario el accionar de Europa y, específicamente, de España en Marruecos.

No se crea –al leer la dureza de sus comentarios sobre Marruecos- que Colombia era un ejemplo a seguir. En la Colombia de finales del siglo XIX y comienzos del XX, no había ni modernización, ni modernidad. El país de Pablo Emilio era un país pobre, afectado por guerras y pugnas entre facciones políticas; disminuido en su integridad política y territorial tras la separación de Panamá (1903); con plagas, enfermedades y condiciones insalubres; no existían grandes campos de exportación, empresas o industrias; además, las grandes limitaciones impuestas por una geografía montañosa, las enormes distancias y la ausencia de vías, hacían penoso el desplazamiento e imposibilitaban la comunicación entre las diferentes regiones del país. Viajar a la capital (Bogotá) podía ser una travesía de semanas y hasta meses.

SIEL
Salon International de l’Edition et du Livre (SIEL) 2017 – Febrero 9 al 19 en Casablanca, Marruecos.

El libro de Pablo Emilio está estructurado en 11 capítulos -escritos en primera persona del plural- en los que da cuenta de la situación política del Imperio y las tensiones familiares por el poder; la Conferencia de Algeciras, la repartición de Marruecos entre Francia y España y las acciones militares de España en la zona norte de Marruecos (Larache, Rif, Kert, Alhucemas, Tánger). Hace referencia al Sultán Abd al-Aziz y a Mulay Hafid, a los usos y a las costumbres de ese Marruecos de inicios de siglo, a las mujeres y a los judíos, abunda también en sus prejuicios sobre los “moros”. En Marruecos fue publicado originalmente en Barcelona en 1912 y, transcurrido más de un siglo, el Centro Mohammed VI para el Diálogo de las Civilizaciones publicó (Chile, 2016) una edición que estará disponible en la Feria Internacional del Libro en Casablanca.

Es claro que el Marruecos contemporáneo dista mucho del panorama apocalíptico esbozado por Pablo Emilio. Un Estado soberano que dejó atrás ese siglo XX cargado de complejidad y recibió el XXI con grandes transformaciones y una sociedad civil activa que se moviliza y demanda derechos y libertades. Con el ascenso de SM Mohamed VI, los cambios han sido ostensibles y significativos, un rey liberal que trata de conciliar tradición y modernidad y que ha impulsado un notable proceso de modernización y apertura convirtiendo a Marruecos en un socio relevante para Europa en diferentes áreas y en un líder indiscutible dentro del continente africano. Marruecos es el primer inversor de África occidental y el segundo de todo el continente.

La narración de Pablo Emilio Nieto es una invitación a cuestionar sus puntos de vista y a comprender los diferentes momentos ocurridos en la historia de Marruecos hasta llegar al país de hoy.

 

Clara Riveros, CPLATAM

Febrero, 2017

Dejar un comentario