Ministerio ordena el desalojo de casa donde funciona la CONAIE

logofundamedios

 

 

Miércoles, Diciembre 17, 2014 – 17:00

Hasta el 06 de enero tiene la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) –que agrupa a varias comunidades indígenas- para entregar el edificio en donde funciona su sede en Quito, tras recibir una notificación del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) en donde se le indicó de la terminación del convenio de comodato que tenía con esa entidad estatal. Los dirigentes indígenas denunciaron que esta es una represalia política por su postura crítica ante el gobierno.

En el documento enviado por el MIES el 11 de diciembre y firmado por el coordinador general Administrativo Financiero, Marco Cazco, se argumentó que se da por terminado el convenio de comodato ante “la necesidad imprevista y urgente de contar con inmuebles para que sean destinados al funcionamiento de casas de acogida para jóvenes y adolescentes sin referente familiar que han superado la etapa de crisis por desintoxicación, en el marco del cumplimiento del Plan de Prevención Integral del Consumo de Drogas…”

En 1991, el Ministerio otorgó en comodato el inmueble a la Conaie para actividades de fortalecimiento y superación socio-organizativo. Sin embargo, dicho Ministerio alega que “la utilización actual del predio no corresponde a los fines propios del servicio público” y señala el artículo 5 del Reglamento General de Bienes del Sector Público, el cual prohíbe el uso de los bienes “para fines políticos, electorales, doctrinarios o religiosos o para actividades particulares y/o extrañas al servicio público”.

En rueda de prensa, Jorge Herrera, presidente de la Conaie rechazó la decisión de esa cartera de Estado y aseguró que no desalojarán su sede. “Aquí se construyó la propuesta de la nueva Constitución, aquí se dio vida a la propuesta del Estado Plurinacional. En este edificio se ha defendido la democracia, es un símbolo de las luchas sociales y populares. La CONAIE es la casa de todos, y no permitiremos que se nos desaloje”,  dijo Herrera.

En entrevista con Rayuela Radio, Carlos Pérez Guartambel, presidente de la Ecuarunari, la organización más numerosa agrupada en la CONAIE, aseguró que la orden de desalojo es parte de una política de hostigamiento por parte del régimen. “El Gobierno no conseguirá que el pueblo indígena abandone su sede histórica. Vamos a resistir”, apuntó Pérez.La dirigencia de la Conaie anunció que tomará acciones para impedir el desalojo, pues el contrato de comodato estaba suscrito hasta el año 2021 y a lo largo de este tiempo en el inmueble se han hecho mejoras con los recursos de la organización indígena.

Dejar un comentario