Carlos Malamud: “Una aproximación entre Brasil y México sería muy útil”

CM

La gestión de Enrique Peña Nieto genera grandes expectativas en el ámbito externo y produce fuertes críticas a nivel interno. El historiador Carlos Malamud, investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano y autor de numerosos libros, analiza su gestión y hace un repaso a la situación de México.  “Una aproximación entre Brasil y México sería muy útil para el conjunto de la región. De momento, y por un cúmulo de circunstancias, es un proyecto bastante utópico. Sin embargo, la nota positiva -asegura- y que es señal de que se camina en la buena dirección, es el aumento de la inversión mexicana en Brasil y brasileña en México”.

SAH-Durante su primer año de gobierno, Enrique Peña Nieto trabajó en crear alianzas y buscar la cohesión entre las fuerzas políticas para ganar en gobernabilidad, dar legitimidad y tramitar las reformas planteadas. ¿Es posible entender el Pacto por México en esa dirección? Peña Nieto lo reiteró la semana anterior, en su llamado al Legislativo para seguir privilegiando la búsqueda de acuerdos, ¿Puede interpretarse como un elemento positivo, si se mira a otros países de la región dónde los mandatarios en lugar de crear consensos y gobernar a partir de lo existente han planteado escenarios de ruptura?

CM-Totalmente de acuerdo. Enrique Peña Nieto se movió de forma flexible para ganar apoyos a derecha (PAN) e izquierda (PRD). Sin ellos, y dada la fragmentación parlamentaria, le hubiera sido imposible avanzar en un programa reformista creíble y factible.

SAH- El Congreso mexicano recibió en días pasados el segundo informe de gestión del presidente Enrique Peña Nieto, en éste se presentaron resultados de los programas desarrollados por el Gobierno desde el 1 de septiembre de 2013 hasta el 31 de agosto. ¿Cuál es su percepción sobre la gestión presidencial de Enrique Peña Nieto frente a las posiciones encontradas y quizá polarizadas que existen al interior del país sobre el desempeño presidencial mientras en el exterior hay una visión más optimista?

CM-En líneas generales el balance de su gestión es positivo. Es verdad que desde dentro el nivel de exigencia es mayor, pero algunos de los avances logrados son incontrastables. A esto se agrega una menor presencia mediática del problema del narcotráfico lo que ha permitido mejorar la imagen exterior del país.

SAH-¿Cuáles considera que son los principales retos y desafíos en los años restantes de Peña Nieto al frente de la presidencia?

CM-Tras las reformas constitucionales el acento se puso en la aprobación de las leyes secundarias. Para el futuro viene lo más difícil: implementación y desarrollo de las reformas. El futuro va a depender, en una medida importante, de las elecciones parlamentarias de medio término.

SAH-Usted ha planteado en diferentes ocasiones que Brasil y México podrían/deberían compartir y hacerse cargo del liderazgo regional atendiendo al hecho de que son las dos economías más importantes y representativas en AL. Enrique García, presidente del Banco de Desarrollo de Latinoamérica, apuntó en esa dirección en días pasados: “Brasil y México deben compartir una agenda común para impulsar a la región”. ¿Qué se necesita para llegar a ese punto de entendimiento y poder avanzar en la creación de “un mercado regional competitivo” que “permita pasar del de modelo de ventaja comparativa, basado en el ciclo de materias primas, a uno con ventaja competitiva de valor agregado”?

CM-Una aproximación entre Brasil y México sería muy útil para el conjunto de la región. De momento y por un cúmulo de circunstancias, es un proyecto bastante utópico. Sin embargo, la nota positiva y que es señal de que se camina en la buena dirección, es el aumento de la inversión mexicana en Brasil y brasileña en México. Una vez más aparece como relevante el papel de la empresa y de los empresarios en los procesos de integración regional.

SAH- ¿Considera que la diplomacia y la política exterior con EPN en la presidencia es mucho más activa y pragmática que la de sus antecesores y que hay una apuesta muy fuerte en sus relaciones con los países de América Latina?

CM-México nunca había dejado de mirar hacia América Latina pese a la firma del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).  Ya con Felipe Calderón hubo intentos serios de reconducir la relación, como muestra la creación de CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños). La política pragmática del PRI permite centrar la política exterior mexicana.

SAH-¿Y las relaciones con Cuba?

CM-En el caso de Cuba se trata de recuperar la influencia y protagonismo que México tuvo en el pasado y que serán importantes para cuando llegue el momento de la transición en la isla. Para Cuba una buena relación con México y Brasil es esencial para equilibrar otras influencias.

SAH- ¿Cuál es la importancia, el impacto y beneficio para México del TPP (Acuerdo Estratégico Trans Pacífico) y de la Alianza del Pacífico?

CM- México es parte de las negociaciones del TPP. En el caso del TTIP, sus consecuencias podrían ser importantes para AL, especialmente en materia regulatoria. La ventaja de México, y de los restantes países de la Alianza del Pacífico es que tiene Tratado de Libre Comercio tanto con EEUU como con la UE.

 

Por Clara RIVEROS, para SudAméricaHoy (SAH)
Jueves 25 de septiembre de 2014

CPLATAm

Dejar un comentario